Sketchwalk en Barrio Luján



Sketchwalk en Barrio Luján
24 de febrero del 2019


 Para mí la palabra sketch es relativamente nueva y mientras se pueden buscar cientos de significados en internet, gracias a la reciente experiencia en Barrio Luján descubrí que era lo que significaba para mí: es expresarse a uno mismo; abrir la mente y el corazón y vaciarlos en una hoja de papel. Por un momento el mundo es de la manera en la que queremos, pues nos volvemos testigos del paisaje. Creamos un mundo imaginario en el cual representamos tanto lo que vemos como lo que sentimos; ya sea con acuarelas, tinta, tiza, lápiz, etc; y nos despertamos en un mundo blanco que pronto no será así.



Al principio cuando llegué al lugar solo había unas cuatro personas, así que mientras esperábamos a los demás nos sentamos en bancos o en las aceras y nos volcamos en la creación de una nueva perspectiva, de un nuevo universo que se encuentra solo y únicamente en nuestra hoja de papel. Y mientras más personas llegaban, descubrí que la comunidad no significaba solamente el sketch, sino que también estaba compuesta por personas apasionadas del diseño, fotografía y demás artes visuales y que todos sin importar las edades, nacionalidades, o inclusive el idioma nos sentamos a captar, sentir y admirar el paisaje; todos en grupo, creando una comunidad cuya pasión por la representación trasciende incluso los continentes.





Después de 30 minutos nos dirigimos a otra ubicación del barrio y mientras la tarde avanzaba anduvimos por la comunidad mientras platicábamos y admirábamos los alrededores, rápidamente soltando garabatos sobre lo que nos llamara la atención; conocimos un río abarrotado de basura, el cual nos hizo recapacitar sobre el ambiente urbano y su delicado equilibrio medioambiental; subimos cuestas con cautivantes paisajes, e inclusive algunos hablaron con los vecinos más entretenidos que decidieron sumarse a la actividad, (seguramente se preguntaban qué hacían un grupo de cuarenta personas sentándose en la acera frente a su casa).



El Cerrito, Barrio Luján


Al final de la actividad pudimos observar que cada dibujo es diferente y que cada persona tiene su propia línea y manera distinta de representar emociones, experiencias y lugares, mismos que nos conectan y se vuelven los personajes principales de estas salidas.

Todo el paseo fue una experiencia enriquecedora y maravillosa; el sketchwalk es un espacio social e integrador en el cual personas de todo el mundo y también amigos y desconocidos pueden unificarse mientras se intenta evocar emociones, sentimientos, perspectivas personales etc. 
Este fue mi primer sketchwalk y espero que sean muchos más. Me resultó grato y al mismo tiempo desafiante rodearme de tantas personas con tanto talento, creatividad y perspectivas distintas.




 





Comentarios

Entradas populares